Al momento de preparar la Declaración de Renta (ya sea de un contribuyente obligado a llevar contabilidad o de un contribuyente no obligado a llevar contabilidad), al igual que al momento de preparar una declaración del impuesto al patrimonio, es importante tener presente que si entre los activos que se poseen a Diciembre 31 (O a Enero 1) figuran “Acciones y/o Aportes en Sociedades”, sin importar si se trata de acciones o aportes en sociedades nacionales o extranjeras, o si cotizan o no en la bolsa de valores, tales bienes no se deben llevar a dichas declaraciones por su valor intrínseco, sino únicamente por su costo fiscal de conformidad a lo dispuesto en el artículo 272 del Estatuto Tributario.

El costo fiscal de las acciones y/o aportes en sociedades nacionales puede ser definido de acuerdo a las siguientes tres opciones contempladas en el estatuto tributario:

1. Por el Costo Original de Adquisición y si declaró renta el año inmediatamente anterior, el costo fiscal será igual al valor por el cual se encontraban declaradas dichas acciones.

2. Por el Costo de Adquisición reajustado fiscalmente por el porcentaje de reajuste fiscal autorizado por los artículos 70 y 868 del estatuto tributario. Dicho reajuste consiste en tomar el valor por el cual se adquirieron las acciones, más los ajustes por inflación que se hayan acumulado hasta Diciembre de 2006 (Si se poseían antes de esa fecha) y multiplicarlo por un porcentaje que para cada año define el gobierno.

Los porcentajes de reajuste fiscal desde el año 2007, año en que se comenzaron a aplicar según la Ley 1111 de 2006 son los siguientes:

2007 = 5.15%

2008 = 7.75%

2009 = 3.33%

2010 = 2.35% (Decreto 4837 de 2010)

Tenga presente que dicho reajuste fiscal se debe aplicar en forma proporcional, en caso de que las acciones y/o aportes no se hayan poseído durante todo el año para el cual se efectúa el cálculo; igualmente, el costo fiscal reajustado se convertiría en la base para el cálculo de reajuste fiscal para el próximo periodo gravable.

3. El costo de adquisición ajustado por el incremento porcentual regulado por el artículo 73 del estatuto tributario y que consiste en multiplicar el costo de adquisición por el factor de incremento porcentual definido en el Decreto 4837 de 30-12-2010, dependiendo del año de adquisición de las acciones.

Para los declarantes que decidan aplicar el reajuste fiscal deben tener presente que con ello se incrementa el valor patrimonial del activo, lo que implicaría un incremento en la base para el cálculo de la renta presuntiva en el año gravable siguiente, pero con la posibilidad de que en el momento en que se venda el activo se tenga un mayor costo de venta y por lo tanto se disminuya la utilidad en venta del mismo.

En cuanto al costo fiscal de las acciones y/o aportes en sociedades extranjeras corresponde al costo de adquisición ajustado con la tasa de cambio oficial a Diciembre 31 de 2010 ($1.913,98)

Como se observa, al momento de determinar el valor patrimonial por el cual se declaran las acciones o aportes en sociedades nacionales o del exterior, tanto el obligado como el no obligado a llevar contabilidad no deben tomar en cuenta, en ningún caso, el valor intrínseco que tengan las mismas a Diciembre 31 de 2010. El dato sobre el valor intrínseco solo tiene utilidad para los obligados a llevar contabilidad pues permite determinar la valorización o provisión contable, las cuales no pasan al formulario para la declaración de renta.