Cuando no se presenta la declaración de Impuesto a las Ventas dentro del plazo establecido, se origina la sanción por extemporaneidad, la cual debe liquidarse de conformidad con el artículo 641 del Estatuto Tributario de la siguiente manera:

- 5% del “impuesto a cargo” por mes o fracción de mes, sin exceder del 100% del valor del impuesto a cargo.

De no existir “impuesto a cargo” la sanción por extemporaneidad se liquidará sobre:

- El 0,5% de los ingresos brutos por mes o fracción de mes, recibidos por el declarante en el período objeto de declaración sin exceder la cifra menor resultante de aplicar el 5% a dichos ingresos, o del doble del saldo a favor si lo hubiere, o del equivalente a 2.500 UVT correspondientes a $62.830.000.

En el caso de no existir “impuesto a cargo” ni ingresos en el período la sanción por extemporaneidad corresponderá a:

- 1% del patrimonio líquido del año inmediatamente anterior, sin exceder la cifra menor resultante de aplicar el 10% al mismo patrimonio, o del doble del saldo a favor si lo hubiere, o del equivalente a 2.500 UVT correspondientes a $62.830.000.

Para efectos de calcular la sanción por extemporaneidad a las declaraciones de Impuesto a las Ventas que arrojan saldo a favor, es necesario primero determinar el origen de dicho saldo a favor.

1. Si el saldo a favor se origina por exceso de impuestos descontables (renglón 56) sobre el impuesto a las ventas generado (renglón 51), debiendo liquidar un “saldo a favor del período fiscal” (renglón 58) en este caso se entiende que no existe “impuesto a cargo” y por lo tanto deberá calcular la sanción por extemporaneidad sobre el criterio de los ingresos declarados en el respectivo bimestre y, en el caso de que no se declaren ingresos en el respectivo bimestre, se debe liquidar la sanción con el criterio del patrimonio líquido del año inmediatamente anterior.

Para el cálculo de la sanción por extemporaneidad en este caso, el responsable debe realizar los siguientes cálculos para determinar el valor máximo que debe liquidar como sanción:

Si no resulta “Impuesto a Cargo”, pero sí se declaran ingresos en el bimestre.

- Aplicar a los ingresos brutos (renglón 32) el 0.5% por cada mes o fracción de mes de retardo en la presentación de la declaración.

El valor así obtenido se debe comparar con los resultados de los siguientes cálculos:

  1. El 5% de los ingresos brutos del período (Renglón 32).
  2. El doble del saldo a favor (renglón 58)

De los tres resultados anteriores se debe optar por el que arroje el menor valor teniendo en cuenta que la sanción no puede exceder de 2.500 UVT (62.830.000) ni ser inferior a la sanción mínima ($251.000)

Sanción si no se declara “impuesto a cargo” ni ingresos del período.

- Aplicar al patrimonio líquido que figure en la declaración de renta del responsable el año inmediatamente anterior, el 1% por cada mes o fracción de mes de retardo en la presentación de la declaración de IVA.

El valor así obtenido se debe comparar con los resultados de los siguientes cálculos:

  • El 10% del patrimonio líquido del responsable en el año  inmediatamente anterior.
  • El doble del saldo a favor (renglón 58)

De los tres resultados anteriores se debe optar por el que arroje el menor valor teniendo en cuenta que la sanción no puede exceder de 2.500 UVT (62.830.000) ni ser inferior a la sanción mínima ($251.000)

Si el responsable no presenta ni impuesto a cargo, ni ingresos del período, ni patrimonio líquido, se debe liquidar la sanción mínima establecida en el artículo 639 del E.T.

2. Si por el contrario, fue mayor el impuesto a las ventas generado que los impuestos descontables y por lo tanto se debió liquidar un “saldo a pagar por el período fiscal” (renglón 57). Este valor será el que se toma como “impuesto a cargo” para efecto del cálculo de la sanción por extemporaneidad, así, se termine liquidando un saldo a favor en el renglón 64 de la declaración de IVA pero que fue originado por la imputación de saldos a favor de bimestres anteriores o por las retenciones en la fuente de IVA que le practicaron al responsable.

Si ésta es la situación del responsable, se debe tomar entonces el valor del “saldo a pagar por el período fiscal” (renglón 57) y multiplicarlo por el 5% por cada mes o fracción de mes de retardo entre la fecha del vencimiento para declarar y el día de presentación de la declaración extemporánea.

Es importante diferenciar entonces, que el hecho de que la declaración de impuesto a las ventas termine arrojando un saldo a favor, no necesariamente quiere decir que no existe un “impuesto a cargo” para efectos de calcular las sanciones que conlleva la presentación extemporánea de la misma, pues el impuesto a cargo no se debe confundir con el valor a pagar que terminaría arrojando finalmente la declaración, sino como el exceso de impuesto a las ventas generado sobre los impuestos descontables (Ver Concepto DIAN 77322, oct 1º/98)

¿Y los intereses por mora?

En cuanto a la liquidación de los intereses por mora, se debe tener en cuenta como base para su liquidación el valor que figura en el renglón 61 de la declaración de IVA “Saldo a pagar por Impuesto”, que por tratarse de una declaración de IVA que arroja un saldo a favor éste debe ser igual a cero (0). Por lo tanto, es este caso no procede la liquidación de intereses moratorios.

Para efectos del cálculo de los intereses por mora no debe ser tenido en cuenta el valor que finalmente terminaría arrojando el renglón 63 de la declaración de impuesto a las ventas, “Total saldo a pagar”, debido a que en este renglón se incluye el valor de la sanción y esta nunca debe ser tenida en cuenta en la base del cálculo de los intereses.