La compensación de excesos de renta presuntiva sobre la renta líquida, contemplada en el parágrafo del artículo 189 del E.T., puede ser efectuada por cualquier tipo de contribuyente en su declaración de renta correspondiente al año gravable 2010, si en alguna de  sus declaraciones de renta de los 5 años gravable anteriores, el impuesto sobre la renta debió ser liquidado sobre la “renta presuntiva” por haber sido esta mayor a la renta líquida ordinaria, pero siempre y cuando la declaración de renta del año gravable 2011 en la cual se pretende realizar la compensación, esté arrojando una “renta líquida del ejercicio”

Por lo tanto, si un contribuyente declarante del impuesto sobre la renta, en alguna de sus declaraciones de renta correspondiente a los años gravables 2006 a 2010 (5 años anteriores al 2011), debió liquidar una renta presuntiva que fue mayor a la renta líquida, entonces dichos excesos liquidados en cualquiera de tales años podrán ser reajustados fiscalmente con el porcentaje de reajuste fiscal e incluidos en la declaración de renta del año gravable 2011 en el reglón de “compensaciones”

Una de las características importantes que se debe mencionar es que aplicar dicha compensación no produce el mismo efecto de la “compensación de pérdidas líquidas”, es decir, no provoca que la declaración quede abierta para la DIAN durante 5 años.

¿Quiénes pueden aplicar la compensación de excesos de renta presuntiva sobre la renta líquida?

La compensación de excesos de renta presuntiva sobre la renta líquida puede ser aplicada por cualquier contribuyente declarante del impuesto sobre la renta a diferencia de la “compensación por pérdidas fiscales” mencionada en el Artículo147 del Estatuto Tributario la cual solo puede ser utilizada por sociedades comerciales.

¿Existe algún límite en el valor que puede ser compensado?

En cuanto al valor a tomarse por compensación de excesos de renta presuntiva sobre la renta líquida, la norma no estableció ningún límite porcentual anual máximo de compensación. La única limitante es que el valor que se lleve al renglón de compensaciones no puede exceder el valor que figure en el renglón de “Renta líquida del ejercicio”.

Para ilustrar la aplicación de la compensación por exceso de renta presuntiva sobre renta líquida, suponga que en la declaración de renta del año gravable 2010 se tenían los siguientes datos de una persona jurídica:

Renglón 57 Renta líquida del ejercicio.$15.000.000
Renglón 58Pérdida liquida$0
Renglón 59Compensaciones$0
Renglón 60 (57-59)Renta líquida$15.000.000
Renglón 61Renta Presuntiva$25.000.000

Como se observa, la diferencia entre la “Renta Presuntiva” (Renglón 61 por $25.000.000) y la “Renta Líquida” (Renglón 60, con $15.000.000) arrojaría un total de $10.000.000.

Por lo tanto, en la declaración de renta por el año gravable 2011, esos $10.000.000 se podrían actualizar con el porcentaje de reajuste fiscal para el año 2011 (3,47%), lo que da $10.347.000 y ese valor llevarse al renglón de compensaciones, pero sin que este exceda del valor de la renta líquida del ejercicio.