Con la Ley 1370 de Diciembre de 2009 se buscó extender la vigencia del impuesto al patrimonio por los años 2011 al 2014. Motivo por el cual se analizarán los aspectos más relevantes del Impuesto al Patrimonio regulado en dicha ley y las modificaciones introducidas mediante la Ley 1430 de 29-12-2010 y el Decreto 4825 de 29-12-2010, con el fin de ofrecer a los contribuyentes los conceptos que permitan entender su obligación frente al impuesto.

Hecho Generador del Impuesto al Patrimonio.

De conformidad con lo estipulado en el artículo 293-1 del E.T y el artículo 2 del Decreto 4825 de 2010, el hecho generador del impuesto al patrimonio es la posesión de un patrimonio líquido igual o superior a los 1.000 millones de pesos a Enero 1 de 2011 (Es el mismo patrimonio con el que se cierra a Diciembre 31 de 2010), sin importar si durante el periodo comprendido entre los años 2011 aly 2014 éste cambia de valor (aumente o disminuya)

Es importante tener en cuenta que aunque el patrimonio poseído a Enero 1 de 2010 no constituye base alguna para calcular ningún impuesto al patrimonio, si se convierte para la DIAN en un importante punto de referencia para comparar con el patrimonio al 1 de Enero de 2011 ya que en el caso de presentarse disminuciones importantes del patrimonio líquido entre estos periodos puede ser considerado sospechoso, pues en este caso la DIAN podría terminar asumiendo que se trató de maniobras para disminuir el patrimonio líquido a Enero 1 de 2011 y evitar caer en el tope que obliga a declarar el  impuesto al patrimonio. Además los contribuyentes deben saber que se podrán exponer a sanciones penales si desde Diciembre de 2009 empiezan a ocultar activos o incluir pasivos inexistentes. Ver Art 298-5 del E.T

Sujetos Responsables del Impuesto al Patrimonio.

El Art 292-1 del E.T establece que los sujetos obligados del impuesto al patrimonio son solo las personas naturales, personas jurídicas y sociedades del hecho que sean “contribuyentes declarantes del impuesto sobre la renta” tanto del régimen ordinario como del régimen especial, quedando automáticamente excluidos de la responsabilidad por el impuesto al patrimonio los “No Contribuyentes”, las “Sucesiones Ilíquidas” y las demás señaladas en el Art. 297-1 del E.T

Tarifa, Causación y Pago del Impuesto al Patrimonio.

Los patrimonios líquidos que igualen o superen la base de los $1.000 millones no manejarán una única tarifa  para la liquidación del impuesto, sino que manejarán tarifas diferenciales de la siguiente manera:

a) Cuando el patrimonio líquido se encuentre entre los $1.000.000.000 y $2.000.000.000, se aplicará una tarifa del 1% sobre la base gravable (Patrimonio líquido depurado) y se pagará en 8 cuotas iguales (2 cada año entre 2011 y 2014) (Ver Decreto 4825 de 29-12-2010)

b) Cuando el patrimonio líquido se encuentre entre los $2.000.000.001 y los 2.999.999.999, se aplicará una tarifa del 1.4% sobre la base gravable (Patrimonio líquido depurado) y se pagará en 8 cuotas iguales (2 cada año entre 2011 y 2014) (Ver Decreto 4825 de 29-12-2010)

c) Cuando el patrimonio líquido se encuentre entre los $3.000.000.000 y $5.000.000.000, se aplicará una tarifa del 2,4% sobre la base gravable (Patrimonio líquido depurado), más una sobretasa al impuesto del 0.6% y se pagará en 8 cuotas iguales (2 cada año entre 2011 y 2014).

d) Si el patrimonio líquido es superior a $5.000.000.000, se aplicará una tarifa del 4,8% sobre la base gravable (Patrimonio líquido depurado), más una sobretasa al impuesto del 1,2% que se pagará en 8 cuotas iguales (2 cada año entre 2011 y 2014)

La causación del impuesto al patrimonio a cargo se hará por el 100% en una sola fecha que es Enero 1 de 2011, lo que implica que se hará una sola declaración en el año 2011 correspondiente al impuesto que se pagará por los años 2011, 2012, 2013 y 2014 y no como sucedía anteriormente que se fijaba una base para los cuatro años y en cada año se presentaba una declaración independiente.

Depuración del Patrimonio líquido para obtener la Base Gravable del Impuesto al Patrimonio.

Para determinar la base gravable sobre la cual se líquida el impuesto al patrimonio a cargo, el contribuyente responsable podrá restar de su patrimonio líquido los siguientes conceptos:

- Los primeros $319.215.000 del apartamento o casa de habitación. (Se resta el valor bruto y no el valor patrimonial neto, ver concepto DIAN 080289 de 2009)

- El valor patrimonial neto de las acciones y aportes poseídos en sociedades nacionales sin importar si estas sociedades son responsables del impuesto al patrimonio.

- Las cooperativas, sus asociaciones, uniones, ligas centrales, organismos de grado superior de carácter financiero, las asociaciones mutualistas, instituciones auxiliares del cooperativismo, confederaciones cooperativas, previstas en la legislación cooperativa, vigilados por alguna superintendencia u organismos de control, podrán excluir de la base gravable el valor patrimonial neto de los aportes sociales realizados por sus asociados. (Concepto DIAN 23888 de 04-04-2011)

- Las Cajas de Compensación, los Fondos de Empleados y las Asociaciones Gremiales solo deben gravar sus patrimonios líquidos que destinen a las actividades industriales, comerciales y financieras que son las que los convierten en “Contribuyentes” según el Art 19-2 del E.T.

- Las Empresas Públicas de acueducto y alcantarillado deben restar los inmuebles que destinan al mejoramiento y control del medio ambiente.

- Las empresas de transporte público masivo de pasajeros restarán sus inmuebles de beneficio y uso público.

- Las empresas públicas territoriales restarán los bancos de tierra destinados a vivienda prioritaria.

Cuando se creó el impuesto al patrimonio para los años 2011 – 2014 mediante la ley 1370 de 2009, se presentaba la situación de que si una vez depurado el patrimonio líquido, éste quedaba por debajo de los $3.000.000, en ese caso entonces, aunque era obligatorio presentar la declaración de Impuesto al Patrimonio, no habría que liquidar algún valor por concepto de impuesto, debido a que el patrimonio solo estaría gravado si una vez depurado terminaba superando los $3.000.000.000.

Con la Ley 1430 de 29-12-2010, se modificó sustancialmente  la situación anterior, debido a que a partir de ésta reforma la base gravable del impuesto al patrimonio será la que resulte una vez se haya realizado la depuración pertinente; es decir que, así ésta termine siendo inferior a los $3.000.000.000 se aplicarán las tarifas correspondientes al valor del patrimonio antes de depurar.

Para ilustrar lo anterior, suponga que una persona natural tiene un patrimonio líquido a 1° de Enero de 2011 por $3.500.000.000, incluyendo una casa de habitación por $300.000.000 y acciones en sociedades nacionales por $500.000.000 (Valor Patrimonial Neto), En ese caso entonces, estaría obligada a declarar impuesto al patrimonio, pero al depurar su patrimonio líquido (restando el valor de la casa de habitación y el valor patrimonial neto de acciones en sociedades nacionales) terminaría con una base gravable inferior a los $3.000.000.000 y por lo tanto no tendría que liquidar ningún valor por concepto de impuesto. Pero con la modificación introducida por la reforma tributaria, aunque el patrimonio líquido depurado termina siendo de $2.700.000.000, sí tendría que liquidar impuesto al patrimonio a la tarifa del 2.4% más la sobretasa estipulada en el artículo 9 del Decreto 4825.

Lo mismo sucedería con el contribuyente responsable que posea un patrimonio líquido superior a los $5.000.000.000 y que una vez depurado termina por debajo de este valor, debiendo aplicar una tarifa del 4.8% sobre el valor del patrimonio líquido ya depurado.

Otras de las modificaciones importantes de las cuales fue objeto el  impuesto al patrimonio para el año gravable 2011, fueron las introducidas mediante el Decreto 4825 de 29-12-2010, pues con este decreto se buscó ampliar el número de sujetos obligados a pagar dicho impuesto al modificar el Hecho Generador, el cual pasó de ser la posesión de un patrimonio líquido superior a los $3.ooo Millones a sólo $1.ooo Millones, adicionalmente de crear una sobretasa del 25% sobre la tarifa del impuesto para los patrimonios liquidos iguales o superiores a los $3.000 Millones, por lo que la tarifa para los patrimonios líquidos entre los $3.000 y $5.000 Millones pasó del 2,4% al 3,0% y la tarifa para los patrimonios líquidos superiores a los $5.000 Millones pasó del 4,8% al 6,0%.

Adicionalmente, con éste decreto se busco eliminar la posibilidad de llevar a cabo la estrategia que muchos contribuyentes estaban realizando para evitar quedar sujetos al impuesto al patrimonio y que consistía en escindir la sociedad para fraccionar el valor del patrimonio o muchas personas naturales e incluso sociedades que constituyeron nuevas sociedades con el fin de poner a nombre de la nueva sociedad parte de sus activos,  para reducir de esta forma su patrimonio  líquido y evitar cumplir con las bases que los convertirían en sujetos pasivos del impuesto, debido a que en los tres parágrafos del artículo 5 del Decreto 4825, se estipuló que cuando se hayan llevado a cabo dichos actos durante el año 2010, las personas naturales o jurídicas que se escindan o que constituyeron una nueva sociedad, deberán sumar los patrimonios líquidos poseídos por cada uno a 1° de enero de 2011 con el fin de determinar su sujeción al impuesto. Pero dicha disposición fue declarada exequible condicionalmente por la Corte Constitucional mediante Sentencia C-243 de 04-04-2011, por cuanto dicha norma no puede ser aplicada en forma retroactiva y solo aplicaría para las sociedades constituidas o escindidas entre el 29 y el 31 de Diciembre de 2010.