En especial en esta época de fin de año las personas naturales deben comenzar a realizar la planeación de su impuesto de renta por el año gravable 2010, verificando si cumplen con alguno de los requisitos que los obligaría a presentar la declaración, caso en el cual se deberán analizar aspectos como los ingresos y las fuentes de los ingresos obtenidos durante el año, las rentas exentas, los gastos en que incurrieron durante el año y que pueden ser tomados como deducibles en la declaración, los costos asociados a los ingresos, las retenciones en la fuente que les practicaron y demás aspectos relacionados con la determinación adecuada del impuesto sobre la renta. Por tal motivo, se presenta a continuación algunos puntos importantes que deben considerar las personas naturales en la planeación de su impuesto de renta por el año gravable 2010.

Personas naturales obligadas a presentar declaración de renta por el año gravable 2010:

- Los asalariados, cuando más del 80% de sus ingresos provengan de salarios y demás pagos laborales y estos superen la suma de $100.013.000

- Los trabajadores independientes, cuando más del 80% de sus ingresos provengan de honorarios, comisiones y servicios que estén debidamente facturados, sobre los cuales le hayan practicado retención en la fuente y estos superen la suma de $81.032.000.

- Las demás personas naturales cuyos ingresos superen la cifra de $34.377.000 durante el año gravable 2010.

- Las personas naturales cuyo patrimonio bruto a Diciembre 31 de 2010 sea superior a $110.498.000.

- Quienes durante el año 2010 realizaron compras y consumos totales, sin importar si fueron a crédito o de contado ni el medio de pago o sus compras y consumos con tarjeta de crédito superan la suma de $68.754.000.

- Si el valor total de sus consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras durante el año 2010 superaron la suma de $110.498.000.

- Todas las personas naturales que durante el año gravable 2010 fueron responsables en algún momento o durante todo el año del régimen común del impuesto a las ventas.

Consideraciones sobre los ingresos

Las personas naturales que hayan obtenido ingresos como asalariados y como trabajadores independientes deben sumar los ingresos correspondientes a los dos conceptos para establecer el límite de ingresos brutos a partir del cual están obligados a presentar declaración del impuesto sobre la renta.

Para demostrar que se es asalariado, el 80% o más del total de ingresos brutos del año 2010 deben provenir de sueldos, pensiones y demás ingresos laborales, destacando que solo en el caso de los asalariados, para determinar si sus ingresos brutos superaron o no los $ 100.013.000, no se deben tomar en cuenta los ingresos brutos por la venta de activos fijos o los de loterías, rifas y similares (Parágrafo 2, Art. 593, E.T)

Para ser considerado trabajador independiente, se debe demostrar que el 80% o más del total de los ingresos provienen de honorarios, comisiones y servicios debidamente facturados y sobre los cuales se haya practicado retención en la fuente, en este caso, si no facturo ni siquiera voluntariamente sus ingresos porqué pertenecía al “régimen simplificado”, o sucede que no le practicaron retenciones en la fuente porque sus clientes son personas naturales que no son agentes de retención o porque el ingreso no cumplía con la bases para que le retuvieran, entonces, si sus ingresos superan la cifra de $ 34.377.000, sí deben presentar declaración de renta. (Ver concepto DIAN 12517 de 2007)

Si no cumple con ser “asalariado” ni “trabajador independiente”, entonces se termina considerado como “las demás personas naturales”, o tal como dice la norma, un “contribuyente de menores ingresos”

Consideraciones sobre las consignaciones e inversiones del año

Es importante tomar en cuenta que no debe importar el origen de los dineros consignados en las cuentas bancarias; es decir, no importa si eran valores consignados que correspondían a ingresos recibidos para terceros. Ver Concepto DIAN (71921 de 2005)

Los desembolsos en cuentas bancarias correspondientes a préstamos otorgados por entidades financieras deben ser tenidos en cuenta dentro del criterio de “consignaciones del año”

Los valores por “cheques devueltos” y las transferencias entre cuentas de la misma persona natural no se deben tomar como “consignaciones del año”

Deducciones permitidas a los asalariados

Por disposición legal los asalariados no pueden imputar costos a los ingresos laborales, pero la ley le permite tomar algunas deducciones en su declaración de renta, entre ellas las siguientes:

Ingresos no gravados:

  • La Parte recibida en “alimentación” o salario en especie, sin que exceda mensualmente de 41 UVT
  • Los aportes obligatorios y voluntarios realizados a los fondos de pensiones y el valor destinado a ahorros en cuentas AFC sin que la suma de estos tres conceptos supere el 30% de lo devengado por el trabajador durante el año.

Rentas exentas:

  • Las indemnizaciones por accidente de trabajo o enfermedad.
  • Las indemnizaciones que impliquen protección a la maternidad.
  • El auxilio de cesantía y los intereses sobre cesantías, siempre y cuando sean recibidos por trabajadores cuyo ingreso mensual promedio en los seis (6) últimos meses de vinculación laboral no exceda de 350 UVT.
  • El veinticinco por ciento (25%) del valor total de los pagos laborales, limitada mensualmente a 240 UVT.

Deducciones:

  • Los aportes obligatorios a salud efectuados únicamente por el asalariado.
  • Los intereses pagados por adquisición de vivienda ó los pagos por medicina prepagada, seguros de salud y educación primaria o secundaria del trabajador, la esposa y hasta dos hijos. (ver art.387, inciso 2)

Limite a los costos y deducciones de los trabajadores independientes

Al respecto, el artículo 87 del E.T ha dispuesto lo siguiente:

Los costos y deducciones imputables a la actividad propia de los profesionales independientes y de los comisionistas, que sean personas naturales, no podrán exceder del cincuenta por ciento (50%) de los ingresos que por razón de su actividad propia perciban tales contribuyentes.

Cuando se trate de contratos de construcción de bienes inmuebles y obras civiles ejecutados por arquitectos o ingenieros contratistas, el límite anterior será del noventa por ciento (90%), pero deberán llevar libros de contabilidad registrados en la Cámara de Comercio o en la Administración de Impuestos.

Las anteriores limitaciones no se aplicarán cuando el contribuyente facture la totalidad de sus operaciones y sus ingresos hayan estado sometidos a retención en la fuente, cuando esta fuere procedente. En este caso, se aceptarán los costos y deducciones que procedan legalmente.

Calculando el Impuesto de Renta para el año gravable 2010

En primer lugar, se debe tener en cuenta, que las Personas Naturales no liquidan su impuesto de renta a la tarifa general del 33%, sino que están deben seguir un procedimiento especial para determinar su impuesto de renta el cual se encuentra estipulado en la tabla de el Art 241 del E.T, que para efectos del año gravable 2010 se presenta a continuación: (Expresada en pesos)

Tabla Impuesto de Renta Personas Naturales

Rangos en Pesos
DesdeHastaTarifa MarginalImpuesto
026.765.0000%0
26.765.00141.744.00019%(R.L.G.O - 26.765.000) X 19%
41.744.001100.676.00028%(R.L.G.O - 41.744.000) X 28% + 2.848.000
100.676.001En Adelante33%(R.L.G.O - 100.676.000) X 33% + 19.349.000

Adicionalmente, es muy importante que el contribuyente persona natural, haga la debida clasificación de sus rentas ordinarias y ganancias ocasionales, ya que para la liquidación del impuesto a cargo estas se toman independientemente, dando la posibilidad de pagar un menor impuesto por cada concepto o inclusive no tener que liquidar impuesto de renta o ganancia ocasional si cada una individualmente no supera el tope de $26.765.000.

Por ejemplo, una persona natural que tenga rentas ordinarias por valor de $35.000.000 y una ganancia ocasional por $15.000.000 y al momento de presentar su declaración de renta hace la debida clasificación de renta liquida ordinaria y ganancia ocasional se tendría que únicamente tendría que liquidar su impuesto sobre la base de $35.000.000 con un impuesto de renta a cargo de $1.565.000 ya que la ganancia ocasional por ser inferior a $26.765.000 el impuesto que tendría a cargo sería $0; pero si en lugar de ello este mismo contribuyente declara todo como rentas ordinarias; o sea, $50.000.000. Se tendría que liquidar el impuesto a cargo sería de $5.160.000.

Para calcular el impuesto de renta de persona natural para el año gravable 2010 utiliza nuestra herramienta:

Tabla Impuesto de Renta Personas Naturales Año Gravable 2010