Nueva disposición deroga lo establecido por el artículo 173 de la ley 1450 de 2011 y el procedimiento para su aplicación fijado mediante el Decreto Reglamentario 3590 de 2011.

El artículo 13 de la Ley 1527 de 27-04-2012, es la tercera norma que se expide en menos de año y medio en relación a la tarifa aplicable de retención en la fuente a trabajadores independientes, con la cual se resuelve la larga discusión por interpretaciones equívocas que obstruyeron la aplicación del beneficio de conformidad con la intención del legislador, a la vez que se pone fin al engorroso procedimiento fijado mediante el Decreto 3590 de 2011 para su aplicación.

¿Qué cambia en materia de retención en la fuente para los trabajadores independientes?

1. El beneficio sólo será aplicable a aquellos trabajadores independientes que cumplan con los topes y condiciones para pertenecer al régimen simplificado del impuesto a las ventas aun cuando por la actividad que desarrolle se trate de un “no responsable”; por consiguiente, a los trabajadores independientes inscritos como responsables del régimen común, le serán aplicables las tarifas de retención establecidas por las normas generales.

¿No habría sido mejor en diferenciar a los trabajadores independientes para la aplicación del beneficio en declarantes y no declarantes?

2. Se establecen nuevas tarifas de retención en la fuente, ampliando la cuantía mínima del ingreso gravable no sujeto a retención de 95 UVT a 100 UVT, con un incremento progresivo en la tarifa en relación al ingreso del trabajador independiente hasta las primeras 300 UVT del ingreso gravable.

3. Cuando el ingreso gravable supere la cuantía de 300 UVT, se aplicarán las tarifas de retención establecida por las normas generales (10%)

4. El beneficio no se limita a la simple reducción de las tarifas de retención, pues adicionalmente se establece que la retención en la fuente se calculará sobre la base del 80% de valor pagado en el mes.

Se debe tener en cuenta que el punto anterior sólo aplicará en el caso de los pagos que no superen la cuantía de 300 UVT, pues la norma es clara al establecer que “la retención en la fuente aplicable a los pagos realizados a trabajadores independientes pertenecientes al régimen común, o al régimen simplificado que superen las 300 UVT, será la que resulte de aplicar las normas generales.” (Negrilla fuera de texto)

Nótese que la redacción anterior no hace extensivo el beneficio de la base gravable especial cuando el valor de los pagos superan la cuantía de 300 UVT al disponer que “será la que resulte de aplicar las normas generales”; por lo tanto, se deben aplicar tanto las bases como las tarifas de “las normas generales”.

5. A diferencia de las disposiciones anteriores, el contratante deberá aplicar las nuevas tarifas de retención en la fuente a sus contratistas de pleno derecho; es decir, ya no será necesario que el trabajador independiente le solicite por escrito a su contratante la aplicación de ésta nueva norma en su beneficio.

6. Con la derogatoria del Decreto 3590 de 2011, el trabajador independiente ya no estará obligado a allegar certificación alguna con la relación de todos los contratos que le originan pagos en el respectivo mes para que el contratante pueda establecer la procedencia o no de la aplicación de la norma, pues la base para determinar la tarifa de retención en la fuente aplicable será el pago o abono en cuenta en cabeza de cada contratista, sin consideración de los ingresos mensuales totales por todos sus contratos.

¿Qué tarifas de retención en la fuente se aplicará a los trabajadores independientes?

De conformidad con lo establecido en la nueva disposición, las siguientes serán las tarifas de retención en la fuente:

RANGOS EN UVT
TARIFA
DesdeHasta
01000%
>1001502%
>1502004%
>2002506%
>2503008%
>30010%

El valor de la retención en la fuente será la que resulte de someter el ingreso gravable a la tabla anterior

¿Cómo se aplicará la nueva tabla de retención en la fuente para trabajadores independientes?

A diferencia de la tabla de retención en la fuente por pagos laborales establecida por el artículo 383 del E.T, la cual aplica para el valor del “ingreso laboral gravable” (luego de depuraciones), la tabla de retención en la fuente para trabajadores independientes hace referencia al valor de los “pagos” o “abonos en cuenta”; por tanto, la tarifa de retención aplicable será la que resulte de someter el valor de los pagos o abonos en cuenta efectuados durante el respectivo mes y antes de realizar las respectivas depuraciones, a la tabla de retención del artículo 13 de la ley 1527 de 2012, y esa tarifa se aplicará al valor del ingreso gravable (luego de depuraciones).

Para ilustrar lo anterior, suponga que el ingreso mensual de un trabajador independiente es de $2.700.000, cuantía que según el rango de la tabla de retención, la tarifa aplicable sería del 2%, pero la base gravable de la retención será del 80% del valor del pago, es decir $2.160.000 (menos las demás deducciones a que haya lugar como aportes voluntarios a pensión, a cuentas AFC y aportes obligatorios a salud y riesgos profesionales); por consiguiente, la retención en la fuente que se deberá aplicar a éste trabajador independiente será por $ 43.200 ($2.160.000 x 2%), más no se debe interpretar que debido a que el ingreso gravable es inferior a las 100 UVT, no se practicaría retención en la fuente, pues establece la norma que la tarifa aplicable es la que corresponda al pago o abono en cuenta, no la que corresponda al ingreso gravable sujeto a retención.

Por lo anterior, es importante que se tenga en cuanta que una es la base para determinar la tarifa de retención en la fuente aplicable de conformidad con la nueva tabla de retención en la fuente y otra es la base gravable sobre la cual se aplicará la tarifa.

¿A partir de que momento es aplicable ésta nueva disposición?

La norma se encuentra vigente desde el 27 de Abril de 2012 y su aplicación no se encuentra supeditada a reglamentación alguna, por lo anterior, aplica sobre los pagos realizados a trabajadores independientes que cumplan con las condiciones señaladas a partir de ésta fecha.

Por motivo de la irretroactividad en las normas tributarias, no es posible solicitar el reintegro de las sumas retenidas en exceso que se hayan practicado con anterioridad a la entrada en vigencia de la presente ley.

Consulte el artículo 13 de la Ley 1527 de 2012 AQUÍ.