Con la reforma tributaria de 2012 (Ley 1607 de 26-12-2012), cambia el esquema para la determinación de la base gravable sujeta a retención en la fuente a “empleados” (término que incluye a algunos trabajadores independientes* según el artículo 329 del E.T) por cuenta de las nuevas reglas aplicables en materia de rentas exentas y deducciones, nuevos criterios que a pesar de no haber sido tenidos en cuenta en el mes de diciembre de 2012 para efectos del cálculo del porcentaje fijo de retención semestral que aplicaría para el primer semestre de 2013, sí se deberán comenzar a aplicar a partir del mes de enero de 2013, independientemente del procedimiento de retención aplicado.

Aportes obligatorios y voluntarios a pensión y ahorro destinado a cuentas A.F.C, se disminuyen de la base de retención como rentas exentas con nuevos límites.

El artículo 126-1 del Estatuto Tributario, ahora establece que “el monto obligatorio de los aportes que haga el trabajador, el emplea­dor o el partícipe independiente, al fondo de pensiones de jubilación o invalidez, no hará parte de la base para aplicar la retención en la fuente por salarios y será considerado como una “renta exenta” en el año de su percepción.”

En cuanto a los aportes voluntarios, se establece que no harán parte de la base para aplicar la retención en la fuente y serán considerados como una renta exenta, hasta una suma que adicionada al valor de los aportes a las Cuentas de Ahorro para el Fomento de la Construcción (AFC) de que trata el artículo 126-4 del E.T y al valor de los aportes obligatorios del trabajador, no exceda del treinta por ciento (30%) del ingreso laboral o ingreso tributario del año, según el caso, y hasta un monto máximo de tres mil ochocientas (3.800) UVT por año.

Por otra parte, el artículo 126-4 del Estatuto Tributario establece que las sumas que los contribuyentes personas naturales depositen en las cuentas de ahorro denominadas “Ahorro para el Fomento a la Construcción (AFC)” a partir del 1° de enero de 2013, no formarán parte de la base de retención en la fuente del contribuyente persona natu­ral, y tendrán el carácter de rentas exentas del impuesto sobre la renta y complementarios, hasta un valor que, adicionado al valor de los aportes obligatorios y voluntarios del trabajador de que trata el artículo 126-1 de este Estatuto, no exceda del treinta por ciento (30%) del ingreso laboral o del ingreso tributario del año, según corresponda, y hasta un monto máximo de tres mil ochocientas (3.800) UVT por año. 

Sobre el requisito de permanencia de los aportes voluntarios a pensiones o el ahorro en cuentas AFC, se debe tener en cuenta que tanto el nuevo artículo 126-1, como el 126-4, establecieron que para los aportes o ahorros realizados hasta el 31 de diciembre de 2012, se aplicará el requisito de permanencia mínimo de 5 años vigente para la fecha. Solo en el caso de los aportes que se realicen a partir de enero de 2013, se aplicará en nuevo requisito de permanencia mínimo de 10 años para mantener el beneficio de exención en el impuesto sobre la renta.

Por otra parte, al cambiarse la naturaleza de ingresos no constitutivos de renta a rentas exentas de los anteriores conceptos, no se estaría afectando el beneficio en la disminución de la base de retención por la aplicación del límite del 30% sobre el ingreso laboral o ingreso tributario, pues la base para calcular dicho límite seguirá siendo la misma, aun cuando para efectos de la determinación de la base gravable se cambie el esquema de depuración del ingreso laboral, pues primero se deberán detraer las deducciones de conformidad con lo dispuesto por el numeral 7 del artículo 206 del E.T.

Nuevas deducciones que se restarán de la base de retención en la fuente.

Aportes obligatorios a salud

La deducción por aportes obligatorios a salud continúa sin cambios, no obstante, a partir del mes de abril que comienza a aplicación de la tabla de retención mínima contenida en el artículo 384 del Estatuto Tributario, perdería sentido la reglamentación que mediante el artículo 3 del Decreto 2271 de 2009, se hizo sobre la deducción de los aportes obligatorios de salud para asalariados, en el cual se determinó, que el valor a deducir mensualmente es el valor promedio de lo pagado el año “inmediatamente anterior”. Por lo anterior, dicha disposición podría entenderse derogada tácitamente, pues no tiene sentido que para el cálculo de la retención de los artículos 385 y 386 se aplique la deducción de los aportes pagados el año inmediatamente anterior y que para la aplicación de la retención mínima del artículo 384, se aplique la deducción de los aportes pagados en el respectivo período.

Intereses en créditos para adquisición de vivienda y pagos en planes de salud complementaria se podrán deducir en forma concurrente.

De acuerdo con el nuevo artículo 387 del Estatuto Tributario, si bien desaparece la deducción por los pagos de educación, los pagos por salud complementaria  (seguros de salud y planes de medicina prepagada) serán deducibles en forma concurrente con los pagos por intereses o corrección monetaria en créditos para la adquisición de vivienda, independientemente del monto de los ingresos del empleado.

Los pagos por planes de salud complementaria serán deducibles hasta un límite de 16 UVT mensuales ($429.000 para el año 2013)

No serán deducibles los pagos por educación, pero se podrá solicitar una deducción por dependientes

La deducción por pagos de educación se reemplaza por una nueva deducción por concepto de “dependientes”, la cual corresponde al 10% del total de los ingresos “brutos” proveniente de la relación laboral o legal y reglamentaria del respectivo mes, hasta un máximo de 32 UVT mensuales ($859.000 para el año 2013), sin necesidad de acreditar requisitos que demuestren los gastos que soportan la deducción.

Para efectos de la anterior deducción se entiende por dependientes:

1. Los hijos del contribuyente que tengan hasta 18 años de edad.

2. Los hijos del contribuyente con edad entre 18 y 23 años, cuando el padre o madre contribuyente persona natural se encuentre financiando su educación en instituciones formales de educación superior certificadas por el ICFES o la autoridad oficial correspondiente; o en los programas técnicos de educación no formal debidamente acreditados por la auto­ridad competente.

3. Los hijos del contribuyente mayores de 23 años que se encuentren en situación de dependencia originada en factores físicos o psicológicos que sean certificados por Medicina Legal.

4. El cónyuge o compañero permanente del contribuyente que se encuentre en situación de dependencia sea por ausencia de ingresos o ingresos en el año menores a doscientas sesenta (260) UVT, certificada por contador público, o por dependencia originada en factores físicos o psicológicos que sean certificados por Medicina Legal, y,

5. Los padres y los hermanos del contribuyente que se encuentren en situación de dependencia, sea por ausencia de ingresos o ingresos en el año menores a doscientas sesenta (260) UVT, certificada por contador público, o por dependencia originada en factores físicos o psicológicos que sean certificados por Medicina Legal.

Para la aplicación de la deducción por concepto de dependientes, la norma no limitó su aplicación a la expedición de un decreto reglamentario, sin embargo, en el caso de la aplicación de la norma a los beneficiarios de la deducción por tener hijos menores de 18 años, para la cual no se exigen requisitos especiales como en los demás casos, si es prudente que el agente de retención cuente con la documentación soporte como registro civil de los hijos o solicitud bajo la gravedad del juramento, los cuales seguramente serán requeridos posteriormente mediante decreto reglamentario.

¿A partir de que momento comienza la aplicación de los nuevos criterios en materia de rentas exentas y deducciones?

Las nuevas reglas en materia de rentas exentas comenzarán a aplicar a partir del 1 de enero de 2013, por lo tanto, en la depuración de la base gravable mensual a partir del mes de enero, los aportes obligatorios y voluntarios a pensiones y el ahorro destinado a cuentas AFC, se restarán de la base de retención como rentas exentas de acuerdo a los nuevos límites y no como ingresos no constitutivos de renta.

Por otra parte, de acuerdo con la modificación al numeral 10 del artículo 206 del estatuto tributario, se modifica la base para calcular la renta exenta del 25%,  pues ahora se debe calcular sobre los ingresos laborales luego de detraer los ingresos no constitutivos de renta, las deducciones y las demás rentas exentas, por lo tanto, la anterior modificación cambia el esquema de la depuración de la base gravable a partir del mes de enero.

Y en el caso de las nuevas deducciones contempladas en el artículo 387 del Estatuto Tributario, se debe tener en cuenta que si bien el artículo 7° del Decreto 4713 de 2005 establecía que los certificados sobre los pagos que acreditan el derecho a la deducción se deben presentar ante al agente retenedor a más tardar el quince (15) de abril de cada año, y que en consecuencia, hasta la fecha indicada, los retenedores tomarán como válida la información que suministró el trabajador en el año inmediatamente anterior”de acuerdo a la nueva reglamentación realizada mediante el Decreto 0099 de 2013, se debe entender que las nuevas deducciones se deberán comenzar a aplicar a partir del 1 de enero de 2013 y no se debe esperar hasta el mes de abril a que el empleado aporte los nuevos certificados, situación que implica para el empleador, la necesidad de revisar las deducciones de aquellos empleados a quienes se les venía aplicando la deducción por salud y educación, pues a partir de la fecha se debe excluir el valor que corresponda a educación; no obstante, se podrá aplicar la deducción por concepto de dependientes y por intereses o corrección monetaria en créditos para adquisición de vivienda.

Nuevo esquema de retención en la fuente para “empleados”

CONCEPTO
VALOR
Ingresos laborales recibidos en el mes $x.xxx.xxx
Menos: Ingresos No Constitutivos de Renta
Ingresos por alimentación (Solo aplica para quienes devenguen hasta 310 UVT ($8.321.000 año 2013) y limitado mensualmente a 41 UVT ($1.100.000)($xxx.xxx)
Igual: Ingresos laborales netos$x.xxx.xxx
Menos: Deducciones

A partir del 1º de enero se deben aplicar las nuevas deducciones contempladas en el artículo 387 de E.T
Deducción de los aportes obligatorios a salud que efectúa solamente el trabajador (a).

*Se debe deducir el valor descontado al empleado en el respectivo período.
($xxx.xxx)
Intereses o corrección monetaria en créditos para adquisición de vivienda.

*Hasta que sea reglamentada la deducción se aplicará el mismo valor con los mismos límites
($xxx.xxx)
Pagos por salud (seguros de salud o planes de medicina prepagada) limitado mensualmente a 16 UVT ($429.000)

*A quienes se les venía aplicando la deducción por salud y educación, se les deberá revisar la deducción para proceder a excluir de la misma el valor que corresponda a pagos por educación.
($xxx.xxx)
Deducción por dependientes de hasta el 10% del total de los ingresos laborales brutos, hasta un máximo de 32 UVT mensuales ($859.000)

*La anterior deducción se podrá comenzar a aplicar a partir del 1º de enero de 2013, se recomienda contar con documentación soporte en el caso de los dependientes menores de 18 años.
($xxx.xxx)
Menos: Rentas Exentas (Ver artículos 126-1, 126-4 y 206 del E.T)
Aportes obligatorios al fondo de pensiones a cargo del empleado realizados en el mes.($xxx.xxx)
Aportes voluntarios al fondo de pensiones realizados por el empleado y/o el empleador durante el mes, limitado al 30% de los ingresos laborales o 316,67 UVT mensuales ($8.500.000 para 2013)($xxx.xxx)
Ahorro destinado a las cuentas AFC limitado al 30% de los ingresos laborales o 316,67 UVT mensuales ($8.500.000 para 2013)

*Límites de la exención aplican a la sumatoria de aportes obligatorios y voluntarios a pensiones y ahorro en cuentas AFC
($xxx.xxx)
Otras Rentas Exentas del artículo 206
- El auxilio de cesantía y los intereses sobre cesantías, (Ver límite del numeral 4 del artículo 206, E.T)

- Las indemnizaciones por accidente de trabajo o enfermedad.

- Las indemnizaciones que impliquen protección a la maternidad.

- Lo recibido por gastos de entierro del trabajador.

- Otras
($xxx.xxx)
Subtotal Base para el cálculo del 25% de las Rentas Exentas$x.xxx.xxx
Rentas exentas del 25% prevista en el num. 10 del artículo 206 del E.T, limitado mensualmente a 240 UVT ($6.442.000 año 2013)($xxx.xxx)
Ingresos Laborales Gravables$x.xxx.xxx

¿Cuál es la situación de los trabajadores independientes que ahora se clasifican como “empleados” para efectos de la retención en la fuente?

Lo primero que se debe tener en cuenta es que esta nueva clasificación de las personas naturales como “empleados” y en la cual se agrupan dentro de esta categoría a los trabajadores independientes que presten servicios correspondientes al ejercicio de profesiones liberales o que presten servicios técnicos que no requieran la utilización de materiales o insumos especializados o de maquinaria o equipo especializado, es que dicha clasificación solo aplica para efectos de lo dispuesto en el nuevo  Título que se adicionó al Libro I del Estatuto Tributario, que trata sobre el impuesto sobre la renta y complementario; es decir, a las nuevas reglas para la determinación de la renta gravable sobre la cual se liquida el IMAN y el IMAS, y para efectos de lo dispuesto en los artículos 383 y 384 del Estatuto Tributario en materia de retención en la fuente, porque así lo disponen tales artículos, es decir, la calidad de “empleados” para los anteriores trabajadores independientes no aplicaría en materia de rentas exentas del artículo 206 del E.T, ni de deducciones especiales de la base de retención contenidas en el artículo 387 ib, pues dichas normas no hacen parte del nuevo Título adicionado al Estatuto, ni tales normas contemplan expresamente su aplicación en el caso de los trabajadores independientes.

Lo anterior implica que para efectos de retención en la fuente, seguirá existiendo una diferencia en cuanto al procedimiento para la determinación de la base gravable sujeta a retención de empleados y trabajadores independientes, aun cuando se aplique la misma tabla de tarifas.

Así las cosas, en la depuración de la base gravable que se someterá a la tabla de retención del artículo 383 del Estatuto Tributario, el único único cambio será el tratamiento de los aportes obligatorios y voluntarios a pensiones y el ahorro destinado a cuentas AFC como rentas exentas y no como ingresos no constitutivos de renta, lo que finalmente no termina afectando la base gravable.

Pago o Abono en Cuenta
- Rentas Exentas:

  • Aportes Pensiones Obligatorias
  • Aportes Pensiones Voluntarias
  • Aportes Cuentas AFC

- Deducciones

  • Aportes Obligatorios Salud

= Base de Retención que se somete a la tabla de retención del artículo 383 del E.T.

En el caso de las rentas exentas se aplica el mismo límite del 30% sobre el ingreso tributario mensual  sin que dicho 30% supere las 3.800 UVT durante el año gravable.

Se mantiene el requisito de que los aportes a fondos de pensiones voluntarias o a cuentas AFC que pueden ser considerados como renta exenta deben ser realizados a través del contratante.